Persuadiendo.com… ¡No estaba muerto, estaba de mudanza!

Persuadiendo.com… ¡No estaba muerto, estaba de mudanza!

¡Aquí estoy de nuevo! Te pido disculpas por todo este tiempo out. Mucho trabajo, muchos proyectos entre manos y algún que otro cambio, como el que estás viendo ahora mismo. Sí, lo he vuelto a hacer… He cambiado de theme de WordPress (plantilla), y esta vez espero que me dure algo más que los otros… 😒 Ya son 3 themes instalados en mi sitio web (como ves, ahora le llamo sitio web y no blog, pronto sabrás por qué 😏) y eso que no tiene ni año y medio de vida. Será cuestión de inconformismo o ambición y, bueno, también un poco por inquietud e indecisión… Y bien, te presento a Divi, un theme híper completo y personalizable, y que, después de haber hecho un buen estudio de mercado en la que había varios candidatos: Divi Impreza Bridge Specular Oshine uDesign 🏆 ¡Divi ha resultado claro vencedor! 🏆 Y, ¿por qué? Muy fácil, buscaba un theme que reuniera los siguientes requisitos Theme extremadamente visual. Alta personalización en cuanto a colores, disponibilidad, fondos, etc. Posibilidad de construir páginas específicas. Plantillas de páginas predefinidas. Velocidad de carga “razonable” Disponibilidad de shortcodes e iconos. El theme Divi reúne todos estos requisitos, además de haber cumplido con todas las expectativas generadas. 👌 ¿Por qué este cambio en Persuadiendo.com? Hasta el día de hoy en este espacio web “sólo” se podía encontrar un blog. Ahora he incorporado alguna página nueva, te cuento los motivos. En los últimos meses he diseñado varias webs para terceras personas, más o menos una al mes o cada dos meses. El ‘boca a boca’ ha sido la clave de...
El trabajo y el sentido del humor, ¿son compatibles?

El trabajo y el sentido del humor, ¿son compatibles?

Un título curioso para empezar el post, pero pronto te pongo en situación. Yo me he encontrado muchas veces con esto, y seguirá pasando. Parece ser que a la hora de ponerse el mono de trabajo el sentido del humor debe quedarse fuera. No son compatibles. Está claro que hay personas que no saben dónde está el límite, y el sentido del humor dentro de un entorno laboral tiene la problemática de caer en el terreno del descontrol, ineficacia e ineficiencia. No obstante, hoy quiero reivindicar que hay personas capaces de combinar rendimiento y sentido del humor en su puesto de trabajo, es más, algunos lo necesitamos. Los tiempos cambian: sonríe Considero que queda muy lejos (o así debería ser) lo de estar serios y quietecitos en nuestro puesto de trabajo. No por tener cara de mala leche rendirás más, precisamente creo que es todo lo contrario. Suena raro, pero hay quien piensa que en el trabajo no hay lugar para el buen humor. Con la entrada de hoy no es que me haya vuelto loco, pero es algo que tenía pendiente de hace tiempo. Tampoco es que me hayan echado del trabajo, al contrario, actualmente soy más feliz que una perdiz en el ámbito laboral. El tema es que a lo largo de mi experiencia profesional me he encontrado con mucha gente que no entiende que se puede trabajar con sentido del humor o, simplemente, con una sonrisa en la cara. Vale, estoy exagerando un poco, pero creo que se me puede llegar a entender. Cuidado con confundir sentido del humor con despipote y falta de profesionalidad en...
La satisfacción al crear una comunidad blogger

La satisfacción al crear una comunidad blogger

Una comunidad blogger es oro, una auténtica joya. Reunir a un grupo social que tenga en común intereses, valores, costumbres, etc., no es nada fácil. Así pues, crear una comunidad blogger sólo es posible cuando el autor del blog se esfuerza día tras día. Quizás la palabra esfuerzo no es la más adecuada, ya que para ser Blogger no todo vale, hace falta #ActitudBlogger tal y como diría el bueno de José Javier Díaz (@jjdiazaparicio), y que ya he comentado más de una vez. Al principio podemos llegar a pensar que nadie nos leerá, pero nos equivocamos; seguramente nuestra comunidad ya está dando sus primeros pasos. Concretamente, la comunidad nace en el momento que un lector se convierte en un seguidor; es nuestro primer follower. Esta persona te sigue para todo y desde todos los canales; retuitea tus tuits, comparte tus posts, sigue tus eventos, etc. Nuestra comunidad está creciendo y, de repente, tras mucha dedicación y pasión, tu comunidad pasa de uno a veinte o treinta seguidores. Posiblemente es mi actual situación. Pero hay un paso más allá, el llamado tipping point, punto en el que la cerilla prende el fuego; la comunidad puede crecer más aún, me explico… Tu comunidad empieza a poblarse de forma exponencial. Incluso hay algunos que emulan al follower, y no al líder… Los seguidores quieren ser como aquél primer follower, quieren compartir ese mismo contenido y retuitear los mismos tuits retuiteados… ¿Hemos creado monstruos? Puede ser, pero si son para bien, adelante con los monstruos. 🙂 ¿Y cómo evoluciona nuestra comunidad? El verdadero valor de nuestra comunidad blogger es incalculable pero antes...
Voy a pasármelo bien

Voy a pasármelo bien

Hay quien dice que la vida es como una montaña rusa, con sus altos y bajos, y alguna que otra vuelta. A lo largo de este recorrido nos cruzamos con mucha a gente que nos marcará más o menos, adquiriremos conocimientos, nos plantearemos retos, nos emocionaremos… y, bueno, tendremos algún susto también. Al final, todo lo archivaremos en momentos, así que el objetivo en este camino es recopilar más buenas experiencias que malas. La pregunta es… ¿cuánto tiempo dedico en aquello que realmente me gusta, tengo talento o puedo desarrollarme sin dificultades? O, mejor aún, ¿cuánto tiempo gasto haciendo aquello que creo que debo hacer? Si la respuesta es muy poco tiempo, es que algo estamos haciendo mal. Tenemos que disfrutar de lo que hacemos en nuestro día a día y no tomar roles equivocados o tareas que no nos pertocan, tanto en el ámbito personal como en el profesional. No obstante, parece que a medida que nos hacemos mayores algunos caemos en el error de perder esa inquietud por disfrutar y pasarnoslo bien. Un día de playa puede ser maravilloso… o no Voy a poner un ejemplo. Para un niño, un día de playa es una gozada. Jugará toda la mañana con la arena haciendo castillos y rebozándose por la arena sin recibir broncas de sus padres por estar ensuciándose. Cuando le plazca, se meterá en el agua, y otra vez listo para ser rebozado; jugará a pelota, raquetas, etc. Y posiblemente caerá un helado del chiringuito después de comer. Vaya plan, ¿no? Ahora vamos a ponernos en la piel de los padres, o bueno no hace falta...
Se avecina optimismo

Se avecina optimismo

Se trata de algo difícil de conseguir, pero vamos a intentarlo. Llevo poco tiempo en el mundo laboral pero si hay algo que he detectado es que llevamos una rutina demasiado aburrida, desgastada, desganada y, lo peor de todo, con muy pocos síntomas de poder revertir la situación. Cada mañana cuando vamos a trabajar en el metro o en una calle muy transitada lo que normalmente solemos ver son caras enfadadas, muy poco optimistas. Aquí está el principal problema y, además, es contagioso así que procura sonreír. Aléjate de las personas tóxicas Lo primero que hay que hacer en esta operación de optimismo es deshacerse de las personas nocivas, o por lo menos acercarse a ellas lo mínimo. Sinceramente, ¿qué te aportan? Hay personas que se dedican a vivir por y para explicar sus problemas, aportar dolores de cabeza, robarte tiempo, etc. No sé vosotros, pero yo no estoy dispuesto a ello 🙂 Cuando estás al lado de una persona nociva, te quita la vida #DesarrolloPersonal Click To Tweet Sí, puede sonar muy nazi la entrada de hoy, pero la vida ya te trae demasiados problemas como para tener que aguantar los del resto. Cuidado, tampoco hace falta expulsar a todo aquel que quiera contarte sus penas, pero sí distinguir entre aquellos interesados/aporta-marrones (ojo, palabrote) y los que realmente forman parte de tus círculos. A mí no me apetece ir a cenar con una persona que sólo me transmite malos rollos, no suelo ni enviarle un whatsapp. He aprendido a rodearme de gente que ya está en el destino de mi camino, es decir, personas con las que comparto...
¡Muy fan de la productividad!

¡Muy fan de la productividad!

Hoy voy a intentar hacer un post productivo, nunca mejor dicho. El motivo es porque creo que vivimos en un mundo demasiado improductivo, lo podemos percibir en muchas situaciones y momentos de nuestro día a día. Y es que, gestionar y planificar nuestro tiempo es fundamental para conseguir unos objetivos en la vida. Si eres de los que se te pasa el día volando y tienes la sensación de no haber hecho algo productivo cuando te metes en la cama… voy a darte 5 puntos que creo que son clave para optimizar nuestro tiempo correctamente, no sé si te ayudarán o qué (ojalá), pero seguro que te sentirás identificado con alguno de ellos… 1. Ladrones de tiempo Si queremos sacarle la máxima productividad a nuestras horas de actividad, lo primero que debes hacer es expulsar los ladrones de tiempo. Es decir, esas personas que lo único que hacen es quitarte tiempo de forma excesiva, sin motivo o por puro interés. Por ejemplo, en tu jornada laboral cuando alguien te suelta la frase de: “Hola, tengo un problemilla con mi ordenador, ¿podrías ayudarme un momento? Será rápido”. Error, ese momento se acaba convirtiendo en media jornada de trabajo. 2. Ley de Parkinson Del británico Cyril Northcote Parkinson, quien afirma que “el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine“, es decir, exageras con los pronósticos de fechas de cierre de tus tareas, y lo sabes. Si una tarea la podemos hacer en 4 horas, ¿por qué lo transformamos en una semana? Si realmente soy capaz de dar resultados en 4 horas, adelante con ello; seguro que...