Cómo crear un plan Social Media

Cómo crear un plan Social Media

¡Lo prometido es deuda! La semana pasada te expliqué la problemática con la difusión de los contenidos de mi blog, y te comenté que hoy te explicaría cómo crear un plan Social Media… pues eso, ¡vamos al lío! Por norma general, las personas que comparten tu contenido lo hacen por uno de estos tres motivos: Identidad propia Acto de generosidad (amiguismos, familia, etc.) Amor a la marca, o al blogger en cuestión 😀 Por lo tanto, aquí el objetivo no se basa sólo en difundir como locos en comunidades, grupos o blogs, sino tratar de que el usuario se identifique (mínimo) con uno de estos tres motivos. Al final acabamos compartiendo los contenidos por razones emocionales. ¿Empezamos con el plan Social Media? 4 Pasos para crear un plan Social Media Voy a intentar hacerlo de la forma más breve posible porque si no la entrada se puede ir de las manos. Explicaré el plan Social Media a partir de la metodología POST de Forrester: #1 Definir audiencia Tener presente a quién vas. A qué hora se conectan, qué compran (en el caso de disponer un ecommerce), qué les gusta, dónde están, qué comentan… En definitiva, analizar nuestra audiencia y a partir de ahí saldrán los objetivos prácticamente solos. Para conocer qué dicen nuestros lectores o clientes es fundamental escuchar la red. Un ejercicio de observación activa y diaria en el que tocará fijarnos y detectar las oportunidades: vender un producto exclusivo, adaptar un servicio, escribir un artículo de temática solicitada, etc. #2 Marcar objetivos Una vez analizada la gente, tocará definir unos objetivos en Social Media. Normalmente los principales...
¿Publicar el mismo contenido en todas las Redes Sociales?

¿Publicar el mismo contenido en todas las Redes Sociales?

Lo de ser activos en todas nuestras Redes sociales a veces es complicado. Una solución para muchas pymes o startups es la de publicar un único contenido y adaptarlo en función de la Red Social. Pondré de ejemplo tres habituales como son Facebook, Twitter y Google+. En Facebook podemos extendernos en contenido textual, así como en Google+, pero en Twitter estamos limitados a los 140 caracteres; por lo tanto debemos ser más directos. También hay que tener en cuenta la importancia de los hashtags en esta última herramienta. El inconveniente con el que nos encontramos al manejar el mismo contenido es que aquel usuario que nos siga en varias Redes Sociales, verá prácticamente las mismas publicaciones en todas las comunidades. Antes de nada, quiero resaltar que publicar el mismo contenido en todas las Redes Sociales no es una estrategia óptima pero muchas empresas que se inician en Social Media no les queda otra opción por cuestiones de recursos o tiempo. Por lo tanto, las ventajas que podemos destacar ofreciendo el mismo contenido son las siguientes: Menor inversión de tiempo Un solo contenido lo publicaremos en todas las Redes Sociales pero adaptándolo para cada comunidad. No es el mismo texto el que se usa para Twitter que el de Facebook, pero los enlaces al contenido sí. Una herramienta para gestionar nuestras Redes Sociales de una forma rápida es Hootsuite; escribimos nuestro post y lo publicamos en las Redes Sociales que queramos. En definitiva, ahorramos tiempo. Mayor facilidad Para una pequeña o mediana empresa es ideal crear un solo contenido para poder manejar fácilmente todas las cuentas en las diferentes Redes...