7 errores comunes al crear una web

7 errores comunes al crear una web

Hoy quiero destacar 7 errores comunes a la hora de crear una web. Cabe destacar que muchos de estos errores están relacionados con la usabilidad web y experiencia del usuario de la que ya hablé hace unas semanas atrás. ¡Vamos al grano! #1 Experiencia del usuario no es lo mismo que interfaz del usuario El primer error más común es el de confundir la experiencia del usuario (UX) con la interfaz del usuario (UI). La experiencia del usuario es aquello que siente una persona cuando utiliza un producto o servicio, es decir, influye en la satisfacción de su uso. Mientras que la interfaz del usuario es el medio que permite la interacción del usuario con, en este caso nuestra web, pero puede ser con una aplicación, dispositivo móvil, software, etc. Por lo tanto, el objetivo de una buena interfaz es ayudar al usuario a encontrar lo que busca en nuestra web. Lo que es seguro es que UX y UI deben ir de la mano si queremos tener un buen resultado final. Y de nada servirá tener una web bonita si nuestros visitantes no saben cómo usarla ni para qué sirve. #2 No tener en cuenta el usuario no experimentado A veces caemos en el error de creer que todos los usuarios ya tienen experiencia en esto de navegar por Internet y, más aún, cuando creemos que nuestro sitio web “es de cajón” en cuanto a navegación, usabilidad web y experiencia del usuario. Para asegurarnos de que nuestra web es usable y cumple con las expectativas, tenemos que preguntar opinión al usuario y, sobre todo, a aquellos que no...
5 motivos para cuidar nuestra arquitectura web

5 motivos para cuidar nuestra arquitectura web

Uno de los errores más comunes a la hora de lanzarnos con un proyecto web es el de no darle importancia a la arquitectura de la información que queremos o debe tener nuestra web. Es importante construir una arquitectura pensando en cómo organizar los contenidos en nuestra página web. Son muchas las ventajas si respetamos la arquitectura de nuestro sitio web, no obstante hoy resumiré los motivos principales, y que suelo tener en cuenta al iniciar cualquier tipo de proyecto web. #1 Pensar en el usuario Evidentemente, no podía empezar este artículo sin mencionar al principal protagonista: el usuario. Si la arquitectura de nuestra web está bien estructurada todos ganaremos. Los usuarios encontrarán fácilmente lo que buscan, Google tomará nota de ello y nosotros saldremos beneficiados. Por lo tanto, una vez más, colocaremos al usuario en el centro de todo, intentaremos entender sus necesidades y objetivos para organizar y estructurar los contenidos web acorde a ellos. Es decir, nos pondremos en su lugar e identificaremos sus preferencias, intereses, acciones, etc. para que se sientan cómodos navegando en la web y así estructurarla de la mejor manera. Es hora de recibir a los visitantes de nuestra web con la alfombra roja. #ArquitecturaWeb Click To Tweet El problema es que en muchos casos la web tiene exactamente la misma estructura que la empresa, es cuando el visitante no entiende nada y se pierde intentando buscar la información deseada. Sin embargo, pensando en el usuario evitaremos que abandonen nuestro sitio web porque no encuentran lo que quieren. Además, si tenemos una arquitectura bien definida, el tiempo medio de visita de nuestro sitio...
Usabilidad y experiencia del usuario, destinadas a entenderse

Usabilidad y experiencia del usuario, destinadas a entenderse

Desarrollar un plan de proyecto web no es moco de pavo. Por suerte, y después de haber puesto en marcha varios de ellos, he comprobado que levantar una nueva web va más allá de comprar dominio e instalar un gestor de contenidos. Para desarrollar un plan de proyecto web con éxito hay que tener en cuenta diferentes aspectos como por ejemplo la estructura de la información del sitio, los objetivos que queremos perseguir con la web, los timings o fases del proyecto web, los recursos disponibles, los costes que conlleva, etc. Evidentemente, son varios los factores que entran en juego, pero si hay algo que quiero destacar hoy son la usabilidad web y la experiencia del usuario (UX), ya que a veces no se les da la importancia que merecen. ¿Qué es la usabilidad web? La usabilidad surgió del entorno informático y ha ido más allá, hoy en día se usa para medir la facilidad del uso de un producto o servicio. En el entorno digital decimos que la usabilidad consiste en conseguir que la interacción usuario-PC se realice de forma fácil, cómoda e intuitiva. Y, ¿cómo lo conseguimos? Pensando en el usuario. La #usabilidad es como un chiste; si lo tienes que explicar es que no es tan bueno. Click To Tweet Actualmente la usabilidad es un atributo imprescindible para un mercado cada vez más exigente y experimentado y que, sin lugar a dudas, se ha convertido en un argumento de venta al tratarse de un valor añadido respecto a la competencia. Conseguir que cuando un usuario navegue por nuestra web no piense en “¿Cómo funciona esto?”, es...