Se avecina optimismo

Se avecina optimismo

Se trata de algo difícil de conseguir, pero vamos a intentarlo. Llevo poco tiempo en el mundo laboral pero si hay algo que he detectado es que llevamos una rutina demasiado aburrida, desgastada, desganada y, lo peor de todo, con muy pocos síntomas de poder revertir la situación. Cada mañana cuando vamos a trabajar en el metro o en una calle muy transitada lo que normalmente solemos ver son caras enfadadas, muy poco optimistas. Aquí está el principal problema y, además, es contagioso así que procura sonreír. Aléjate de las personas tóxicas Lo primero que hay que hacer en esta operación de optimismo es deshacerse de las personas nocivas, o por lo menos acercarse a ellas lo mínimo. Sinceramente, ¿qué te aportan? Hay personas que se dedican a vivir por y para explicar sus problemas, aportar dolores de cabeza, robarte tiempo, etc. No sé vosotros, pero yo no estoy dispuesto a ello 🙂 Cuando estás al lado de una persona nociva, te quita la vida #DesarrolloPersonal Click To Tweet Sí, puede sonar muy nazi la entrada de hoy, pero la vida ya te trae demasiados problemas como para tener que aguantar los del resto. Cuidado, tampoco hace falta expulsar a todo aquel que quiera contarte sus penas, pero sí distinguir entre aquellos interesados/aporta-marrones (ojo, palabrote) y los que realmente forman parte de tus círculos. A mí no me apetece ir a cenar con una persona que sólo me transmite malos rollos, no suelo ni enviarle un whatsapp. He aprendido a rodearme de gente que ya está en el destino de mi camino, es decir, personas con las que comparto...
Atrévete: define tu objetivo

Atrévete: define tu objetivo

Marcarse un objetivo es un paso muy importante para lograr nuestros propósitos. Ahora bien, te será más fácil encontrar el camino si antes identificas tus pasiones y hobbies. Se trata de considerar aquello que realmente te gustaría estar haciendo en un futuro a corto, medio o largo plazo y apostar por ello. Soy partidario de escribir los objetivos en un papel en forma de lista y dejarlos a modo de recordatorio en nuestro escritorio, puerta de la habitación, nevera… Y es que recordarnos a nosotros mismos, no sólo los objetivos, sino también el por qué hacemos las cosas incrementa la constancia y concreta la atención para lograrlos. Es indiferente si el objetivo es asequible o ambicioso, lo importante es ser consciente de ello y saber esperar el tiempo suficiente para lograrlo. Con la consecución de objetivos nuestro desarrollo personal progresará, entonces podremos plantearnos siguientes objetivos. Márcate un objetivo, consíguelo y busca el siguiente #DesarrolloPersonal Click To Tweet No obstante, no todos los genios que han hecho algo grande a lo largo de la historia lo tuvieron fácil, dejo algún ejemplo: Isaac Newton: tuvo un bajo rendimiento en la escuela primaria y se consideró “poco prometedor”. Ludwig van Beethoven: su profesor de música una vez dijo de él “como compositor, es un inútil”. Thomas Edison: su profesor le dijo que era demasiado torpe para aprender nada. Le aconsejó que se dedicara a algo en lo que pudiera triunfar merced a su personalidad agradable. Michael Jordan: fue expulsado del equipo de baloncesto de su escuela secundaria. Walt Disney: fue despedido por un director de periódico porque “carecía de imaginación y no...