El trabajo y el sentido del humor, ¿son compatibles?

El trabajo y el sentido del humor, ¿son compatibles?

Un título curioso para empezar el post, pero pronto te pongo en situación. Yo me he encontrado muchas veces con esto, y seguirá pasando. Parece ser que a la hora de ponerse el mono de trabajo el sentido del humor debe quedarse fuera. No son compatibles. Está claro que hay personas que no saben dónde está el límite, y el sentido del humor dentro de un entorno laboral tiene la problemática de caer en el terreno del descontrol, ineficacia e ineficiencia. No obstante, hoy quiero reivindicar que hay personas capaces de combinar rendimiento y sentido del humor en su puesto de trabajo, es más, algunos lo necesitamos. Los tiempos cambian: sonríe Considero que queda muy lejos (o así debería ser) lo de estar serios y quietecitos en nuestro puesto de trabajo. No por tener cara de mala leche rendirás más, precisamente creo que es todo lo contrario. Suena raro, pero hay quien piensa que en el trabajo no hay lugar para el buen humor. Con la entrada de hoy no es que me haya vuelto loco, pero es algo que tenía pendiente de hace tiempo. Tampoco es que me hayan echado del trabajo, al contrario, actualmente soy más feliz que una perdiz en el ámbito laboral. El tema es que a lo largo de mi experiencia profesional me he encontrado con mucha gente que no entiende que se puede trabajar con sentido del humor o, simplemente, con una sonrisa en la cara. Vale, estoy exagerando un poco, pero creo que se me puede llegar a entender. Cuidado con confundir sentido del humor con despipote y falta de profesionalidad en...
¡Muy fan de la productividad!

¡Muy fan de la productividad!

Hoy voy a intentar hacer un post productivo, nunca mejor dicho. El motivo es porque creo que vivimos en un mundo demasiado improductivo, lo podemos percibir en muchas situaciones y momentos de nuestro día a día. Y es que, gestionar y planificar nuestro tiempo es fundamental para conseguir unos objetivos en la vida. Si eres de los que se te pasa el día volando y tienes la sensación de no haber hecho algo productivo cuando te metes en la cama… voy a darte 5 puntos que creo que son clave para optimizar nuestro tiempo correctamente, no sé si te ayudarán o qué (ojalá), pero seguro que te sentirás identificado con alguno de ellos… 1. Ladrones de tiempo Si queremos sacarle la máxima productividad a nuestras horas de actividad, lo primero que debes hacer es expulsar los ladrones de tiempo. Es decir, esas personas que lo único que hacen es quitarte tiempo de forma excesiva, sin motivo o por puro interés. Por ejemplo, en tu jornada laboral cuando alguien te suelta la frase de: “Hola, tengo un problemilla con mi ordenador, ¿podrías ayudarme un momento? Será rápido”. Error, ese momento se acaba convirtiendo en media jornada de trabajo. 2. Ley de Parkinson Del británico Cyril Northcote Parkinson, quien afirma que “el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine“, es decir, exageras con los pronósticos de fechas de cierre de tus tareas, y lo sabes. Si una tarea la podemos hacer en 4 horas, ¿por qué lo transformamos en una semana? Si realmente soy capaz de dar resultados en 4 horas, adelante con ello; seguro que...